En la memoria de San Ignacio de Loyola, un comentario de Santa Teresa de Jesús sobre la obra por él fundada.

¿Quién no conoce a Ignacio de Loyola? ¿Quién no conoce a los jesuitas?

Hoy, 31 de julio, queremos recordar a este gran hombre de la Iglesia utilizando un texto de Teresa de Jesús lleno de admiración por los hombres de la Compañía.

«… Su Majestad quería ya darme luz para que no le ofendiese ya y conociese lo mucho que le debía, creció de suerte este miedo, que me hizo buscar con diligencia personas espirituales con quien tratar, que ya tenía noticia de algunos, porque habían venido aquí los de la Compañía de Jesús, a quien yo -sin conocer a ninguno- era muy aficionada, de sólo saber el modo que llevaban de vida y oración…». (V 23,3)