DOMINGO XVI DEL TIEMPO ORDINARIO (CICLO C)

Del diálogo de Jesús y Marta

(De las pequeñas obras de teatro compuestas por Santa Teresita)

 

JESÚS:            El trabajo es necesario

                        y a santificarlo vengo

                        Más la ferviente oración

                        debe siempre acompañarlo.

MARTA:          Sé, Señor, que estando ociosa,

                        no soy grata a vuestros ojos,

                        por eso en servir me agito

                        por daros platos sabrosos.

JESÚS:            Muy pura es tu alma, ¡oh Marta!

                        Y te gusta mucho dar.

                        Pero, ¿sabes la comida

                        que yo quisiera encontrar?…

MARTA:          Al fin lo comprendo, Jesús, belleza suprema

                        Vuestra mirada penetró mi corazón.

                        Es mi propia alma y no mis pobres dones,

                        lo que debo daros, ¡oh mi Salvador!…

JESÚS:            Tú corazón, sí, deseo

                        Y hasta él voy a bajar.

                        Los cielos y hasta su gloria

                        por ti he querido dejar.