DOMINGO XX DEL TIEMPO ORDINARIO (CICLO C)

Jesús dice a los discípulos: «¿Pensáis que he venido a traer paz a la tierra? No, sino división». ¿Qué significa esto? Significa que la fe no es una cosa decorativa, ornamental; vivir la fe no es decorar la vida con un poco de religión, como si fuese un pastel que se decora con nata. No, la fe no es esto. La fe comporta elegir a Dios como criterio-base de la vida. Jesús dice: «He venido a traer división»; no es que Jesús quiera dividir a los hombres entre sí, al contrario, Jesús es nuestra paz, nuestra reconciliación. Pero esta paz no es la paz de los sepulcros, no es neutralidad, no es componenda a cualquier precio. Seguir a Jesús comporta renunciar al mal, al egoísmo y elegir el bien, la verdad, la justicia, incluso cuando esto requiere sacrificio y renuncia a los propios intereses. Y esto sí divide; lo sabemos, divide incluso las relaciones más cercanas. Pero atención, no es Jesús quien divide. Él pone el criterio: vivir para sí mismos o vivir para Dios y para los demás; hacerse servir o servir, obedecer el propio yo u obedecer a Dios. He aquí en qué sentido Jesús es «signo de contradicción.

PP Francisco

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: